¿Cómo podemos sanar las heridas del alma?

Cuando aceptamos a Jesús en nuestro corazón y decidimos ser creyentes, todos pasamos por un proceso increíble de transformación, nos sentimos llenos y completos, pero eso no quiere decir que más nunca podamos llegar a sentir dolor o tristezas, y es que aunque hemos dejado muchas cosas atrás, existen las heridas del alma que aun cargamos con nosotros, heridas que no se fueron al momento que aceptamos a Jesucristo porque fuimos renovados de espíritu pero no de alma.

Cómo podemos sanar las heridas del alma

Es necesario que podamos dejar todas nuestras cargas atrás, sin embargo, sabemos que puede ser un poco difícil sanar ciertas heridas que traemos del pasado, pero lo que si no es, es imposible, por lo que sabemos que con Dios es posible sanar las heridas del alma y ser transformados por completo para gloria y honra de Dios.

¿Cuáles son las heridas del alma?

Todos esos momentos impactantes o traumáticos que podemos llegar a presenciar en nuestras vidas, son pequeñas marcas que se van creando en nuestra alma, aquellas que han marcado un antes y un después en nuestras conductas o formas de ver la vida pero de una manera totalmente negativa.

las heridas del alma

Cada una de las experiencias de la vida que puedas ir teniendo a medida que creces, a veces te vas a sentir feliz y  otras veces vas a tener que presenciar momentos horribles y desagradables, y es en esos momentos donde se crean nuevas heridas del alma o se lastiman las que ya se han creado.

Las heridas del alma son esas decepciones, humillaciones o tristezas que vamos experimentando y cada vez que presenciamos una nueva, son nuevas heridas que se crean y que muchas veces satanás utiliza para apoderarse de nuestras emociones, y traer a espíritus inmundos que se encargan de controlarnos por medio de nuestras heridas.

como ser libre del dolor

¿Cómo se si tengo heridas del alma?

Existen varios síntomas que puede demostrar una persona al tener las heridas del alma abiertas y en constante maltrato, sin embargo, no hablamos de que solo un grupo de persona las tenga, al contrario, todo el mundo ha tenido vivencias traumáticas que han causado heridas del alma, pero si existen algunos que saben ocultarlas muy bien por algún tiempo, o sus heridas no son tan profundas. Por otro lado, hay otros que si presenciamos heridas más impactantes y por lo tanto demostramos síntomas como:

  • Un temor insistente
  • Contiene un inconformismo constante, amargura, se molesta sin motivos justificables
  • Sentimientos de culpa obsesivos
  • Autoestima muy baja
  • Siente un rechazo hacia los demás y hacia sí mismo
  • Esta constantemente triste sin ninguna causa

¿Cuáles son las consecuencias de tener heridas en el alma?

Aunque muchas de nuestras heridas del alma, no son culpa de nosotros mismos, no podemos evitar que dichos traumas no causen consecuencias desagradables en nosotros, es decir, ¿no es por eso que estas aquí? Seguramente hay heridas que no sabes cómo sanar y que te gustaría comprender de donde vienen esos sentimientos tan feos, que a veces no puedes controlar el cómo reaccionas ante ellos, y es por esto que estamos aquí, primero para decirte que no estás solo, que la persona que escribe estas palabras aun lucha con heridas en su alma, pero que ha descubierto que la mejor manera de sanarlas poco a poco, es con ayuda de Dios.

como reconocer si estoy herido

Ahora, asi como es fácil notar en otras personas si están sufriendo de heridas del alma, de la misma forma podemos darnos cuenta de las consecuencias que estas traen a nosotros mismos, y que aunque no tengamos la culpa de la mayoría de ellas, si  debemos enfrentar sus consecuencias.

Las consecuencias son los mismos síntomas, si uno de ellos es la baja autoestima, automáticamente se convierte en una consecuencia desagradable para nosotros, al no poder enfrentar ciertas situaciones o sentirnos incapaces e inconformes con nosotros mismos, y asi con cada síntoma que podamos presenciar, estas heridas se convierten en impedimentos de vivir una vida plena en Dios.

Gracias a que nuestro señor es fiel, podemos estar seguros de que asi como nuestro espíritu y forma de vivir cambiaron una vez que conocimos a Jesús, asi tambien es posible restaurar todas las heridas del alma, creyendo que la obra y el trabajo que Dios inicio dentro de nosotros seguirá firme hasta que el vuelva.

Filipenses 1:6

Dios empezó el buen trabajo en ustedes, y estoy seguro de que lo irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo vuelva.

¿Cómo podemos sanar  las heridas del alma?

Sabemos que el alma es la parte de nosotros que no es nacida de nuevo, sino que debe irse transformando con ayuda de nuestro creador, y aunque es donde se asienta nuestra voluntad y emociones, muchas veces es difícil controlarlas por nosotros mismos, por lo que una de las primeras cosas que debemos tener en claro, es que Dios es el único capaz de ayudarnos a sanar las heridas del alma, pero ojo, el no lo hará por ti, promete estar a tu lado y ayudarte, pero aquí el trabajo es tuyo.

  • Afronta la verdad: esta es una de las partes más dolorosas, pero lo que debes saber es que por donde fue causada la herida, es por el mismo sitio donde debe ser curada, lo cual significa que ,sí, va a doler, pero será necesario para sanar.
como Dios sana las heridas del alma

(Juan 8.32) “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”

Cuando ocultas las heridas, los traumas, dolores y pecados, son como tratar de guardar un alimento pasado en la nevera, no importa cuánto tiempo lo tengas ahí tratando de conservarlo, el igual seguira estando en mal estado, y lo único que hará es contaminarlo todo. Necesitas encontrar donde esta esa comida podrida y afrontarla con la verdad, solo asi podras sacar lo malo y sanar una herida.

  • Acepta que te duele: El orgullo es una de las peores y más dañinas cosas del ser humano, es imposible que te la pases toda una vida tratando de ocultar que tienes comida podrida en la nevera, cuando todo el mundo ya es capaz de notarla.
oraciones para el dolor

Por esto, si de verdad quieres sanar esa herida de tu alma, lo mejor es que no solo lo confieses a Dios, sino que busques ayuda en algún hermano, mentor o líder de la iglesia con el que puedas drenar y que te ayude a botar de una vez esa comida pasada.

(Santiago 5:16) “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”

que dice Dios del perdon
  • Perdona y olvida: El perdonar es un acto de valentía y amor propio que muchos no son capaces de hacer, y aunque pueda parecer algo imposible, la verdad es que no lo es, si de verdad deseas ser sanado, es importante que sepas que el perdón no es un sentimiento, sino una decisión necesaria para dejar atrás las heridas, ademas de que no lo haces por los demás, sino por ti mismo.

(Marcos 11:25) “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas”

como lograr el dominio propio
  • Alcanza el dominio propio: Debes estardecidido de ahora en adelante a ser guiado por Dios por medio del espíritu santo, y a comenzar a sanar esas heridas, esforzándote al máximo para controlar tus deseos carnales y solo estar dispuesto a agradar a Dios.

Gálatas 5:16 “Digo, pues: Andad en el Espíritu y no satisfagáis los deseos de la carne”

como lograr sanar las heridas del dolor
  • Comprométete: Debes estar comprometido en que de ahora en adelante tus emociones no estarán por encima de los planes de Dios y que tú guía no será lo que sientes (rabia, dolor, amargura) sino lo que Dios ha dicho en su palabra para tu vida.

Juan 1: 12

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la potestad de llegar a ser hijos de Dios;

Para resumir como puedes sanar las heridas del alma, lo primero que debes hacer es reconocerlas, luego confesarlas y después aceptar la guía de Dios por medio del espíritu santo, debes obedecer su palabra sin cuestionar, ya que si de verdad deseas ser libre de toda herida, lo más importante es que sepas que necesitas ayuda de Dios y que confías en que él es tu sanador.

Éxodo 15:26

Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS